Sociedad Blyton España

¿Quieres hacerte socio?

Cantidad:   EUR

La Bahía de Kirrin

Blytonianos en Facebook

Artículos

Los Cinco van de camping

Nota: Editorial Juventud anunció este libro con el título Los Cinco van de acampada, sin embargo, al editarlo, le cambiaron el título por el definitivo: Los Cinco van de camping.

Por Javier Iñiguez de Heredia

Los Cinco y el profesor Luffy, un profesor de Julián y Dick un tanto excéntrico por su gran afición a los insectos y su falta de memoria, deciden ir a pasar unos días de acampada a unos páramos maravillosos, de gran tranquilidad, solamente salpicados por alguna granja de tanto en cuanto.
Una vez instalados, Los Cinco dejan al profesor Luffy con sus queridos insectos mientras ellos comienzan a pasear por los páramos. En primer lugar van a un sitio de vital importancia para todos (especialmente para Dick), una pequeña granja donde pueden conseguir los alimentos necesarios para pasar esos días. Para ser una granja tan apartada de la civilización posee grandes camiones y maquinaria.

Los Cinco van de camping
Una vez hecho esto, y de vuelta al camping, se encuentran con una pequeña estación de trenes abandonada. Allí se encuentran con el vigilante, Sam pata de palo, un personaje bastante peculiar que les informa a los niños de la existencia de… ¡Trenes fantasma!

Los niños no dan crédito a sus palabras, aunque su espíritu aventurero les incita a investigarlo, por lo que deciden comprobarlo por su propia cuenta. Por eso, una noche, acompañados de su nuevo amigo Jock, el hijastro del granjero, deciden visitar la estación de tren para comprobar la veracidad de las declaraciones de Sam.

Los chicos no confiaban en dichas declaraciones, pero… ¡Cuál fue su sorpresa cuando en verdad vieron al tren fantasma en plena noche!
¿Qué sería en realidad este tren? ¿En verdad era un tren fantasma? Y sobre todo una pregunta más importante, ¿a dónde iba este tren y con qué fines?

A raíz de esto Jorge se enfadó con los tres chicos, ya que hubiese querido ir con ellos y a su vez éstos habían preferido que se quedara en el campamento con Ana. La niña se marchó con Tim pegada a sus pies. ¡Quién podría decirle a Jorge en esos momentos que sería una de las claves para resolver este misterio!
¿Qué sería lo que descubrió Jorge que puede poner fin a esta aventura?
¿Algo relacionado con el tren fantasma o con la realidad que se esconde tras de él? ¿Conseguiría poder contárselo a los demás a tiempo?


Resumen del libro con especial atención al apartado gastronómico.

Por Joaquín.

El escenario es verdaderamente interesante: Una granja, un depósito ferroviario, un túnel abandonado y trenes fantasma que nadie sabe donde van ni de donde vienen... Para rematar, nuestros protagonistas de camping con el señor Luffy.
A destacar, primero la atemporalidad del episodio, salvo pequeños detalles podría desarrollarse hoy mismo. Excepto que nadie iría de camping y lavaría las servilletas, el remolque y la velocidad del coche del señor Luffy, y quizás el suelo de las tiendas de campaña, que salvo las de playa, todas tiene el suelo de cubeta y no de pieza independiente (al menos a mí me lo parece así).
Destacaría también que Ana y Dick están mucho mejor desarrollados como personajes que otros libros, y su protagonismo es mayor, sin desmerecer el del resto de personajes. También, como anécdota, que es la primera vez que Dick acuña el calificativo de "aplastante".
Destacar, la aparente frialdad conque la señora Andrews acoge la detención de su marido. Éste último pertenece a los bandidos de opereta, ¡qué lejos de Lou o del señor Barling!
Respecto a la gastronomía, una comida sencilla a base de queso con crema y pan de jenjibre, un desayuno de lonchas de tocino y tomates pasados por la sartén (con el pan asado en la manteca), una comida compuesta de ensalada, huevos duros, lonchas de lengua, pastel de manzana y jugo de lima para beber, de postre bollitos hechos en casa con miel reciente. Destacable igualmente las rebanadas de pan con una gruesa capa de mantequilla y queso recién hecho. El pan de jenjbre, caliente aún, es descrito como oscuro y pegajoso. Otro postre espectacular será una enorme tarta de frutas que parecía un budín de ciruelas al cortarla de tan negra que estaba.
También dentro de la gastronomía, un apocalíptico almuerzo en la granja, compuesto de pastel de carne, jamón dulce, ensalada de patatas con su piel, y picatostes caseros. A continuación, ciruelas con nata y tartas de mermelada con la misma nata. Dick lo califica, naturalmente, de aplastante.


 



Cubiertas de la edición inglesa de 1960, ilustrada por Eileen A. Soper



Guardas de la primera edición inglesa, ilustrada por Eileen A. Soper



Portada de la revista Sunny Stories No. 426, ilustrada por Eileen A. Soper



Primera edición alemana publicada por Blüchert Verlag, Stuttgart en 1955,
ilustrada por Nikolaus Plump con el título Cinco Amigos de acampada



Primera edición francesa publicada por Hachette en 1957,
ilustrada por Paul Durand



Primera edición española publicada por Editorial Juventud en 1966,
ilustrada por José Correas

 

 

comments

Formulario de acceso

Blytonianos en línea

Hay 6 invitados y ningún miembro en línea

Momentos Blyton

TORRE.jpg

Cumpleaños

No upcoming Birthdays

Buscar